top of page

Aceites esenciales: Salud y sanación a través de los aromas.

¿Conoces sobre los aceites esenciales? ¿Sabes sus propiedades y cómo pueden ayudarte a mantener o recuperar tu bienestar emocional?


La Aromaterapia es un arte ancestral de sanación a través de plantas medicinales, en las cuales están contenidas los llamados aceites esenciales, los cuales hacen su efecto a través de la piel, el olfato y también en zonas sutiles como el espíritu y las emociones.


Los aceites esenciales están cargados de energías aromáticas curativas. Cada aceite esencial tiene diferentes componentes químicos. Cada componente químico, se relaciona con sus propiedades terapéuticas.

Los componentes químicos provocan efectos relajantes y/o estimulantes, y al utilizarlos se van al órgano que lo necesite.

Penetran por los vellos (de los brazos) o por las zonas más delgadas de la piel (antebrazos, detrás de las orejas, en las muñecas, detrás de las rodillas).

Los aceites esenciales se mantienen en el cuerpo entre 12 a 24 horas y se obtienen por destilación de la planta, raíces y/o cortezas y contienen el olor en ellas.

Gracias a su inteligencia molecular, llevan la información aromática más sutil al olfato, y al ser decodificada por el cerebro límbico (la parte del cerebro asociada a las emociones), impregnan al cuerpo y despiertan distintas reacciones emocionales, ayudando al bienestar y la salud (o su recuperación).

También actúan de manera inteligente, ya que al inhalarlos o usarlos en nuestro cuerpo, se van inmediatamente al órgano que en ese momento lo esté necesitando.


Los métodos de uso de los aceites esenciales para el tratamiento de la Aromaterapia son variados, siendo los más comunes y simples para que comiences tu incursión por el mundo de los aromas son:

Difusor: consiste en los típicos hornillos de cerámica, que tienen en la parte superior un recipiente donde se coloca el agua (de preferencia tibia), y en la parte de abajo está el espacio para colocar una vela. En la parte del agua es donde se aplica el aceite esencial, de la esencia que tú quieras obtener sus beneficios.

Por ejemplo la Melissa sirve para el corazón (ayuda también en los casos de insomnio por pena), la Mandarina induce la felicidad, la Lavanda sirve para relajarse y para dormir, y así una amplia gama que puedes descubrir y disfrutar.

Inhalación: puedes poner un par de gotitas del ae que necesites en un pañuelo, y lo inhalas directamente. Es una sensación muy reconfortante.

En esta misma línea de inhalación, puedes hacerte un preparado de Aromaterapia a tu gusto, en un frasco spray (se hace con agua desmineralizada) y le aplicas 3 gotitas de tu ae preferido por cada 10 ml. (si es una botella de 30 ml, le debes poner 9 gotitas en total), y con el vaporizador de la botella, rocías la habitación o el espacio que quieras con aromas.

Directo en la piel (uso tópico). Siempre se recomienda utilizar los aceites esenciales diluidos (es decir con un poquito de algún aceite vehicular, como el de sésamo o almendra por ejemplo) y hacer pequeños masajitos en el pecho o en la planta de los pies o la palma de las manos.

Para los niños, es muy recomendable a modo de prevención de cuadros respiratorios, aplicar esta técnica en el pecho, con masajes circulares (puede ser Tomillo o Eucalipto Radiata) y así mantienes su sistema inmune fuerte y protegido de los virus.


La Aromaterapia no solo ayuda a sanar algo en particular, sino que también contribuye a mejorar la calidad de vida, a estar más conectados y mejorar o potenciar nuestra calidad anímica.



47 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo

El miedo y la terapia floral

El miedo puede tener muchas facetas. Los sentimientos del temor pueden empezar con un nerviosismo escondido y llegar a ataques de pánico agudos. Igualmente, puede haber diferentes orígenes o provocado

El ancla a tu presente

La práctica de la meditación tiene innumerables beneficios, tanto físicos, como mentales y emocionales. Es apta para todas las personas, independiente de su edad, etapa de vida o área en la que se des

Sanar es un acto de valentía

La sanación está muy romantizada. Pareciera que deberían salir chispas o halos de luz mientras atravesamos un proceso de sanación. Lamentablemente, esto no es así. Sanar es agotador, requiere trabajo

Comments


Publicar: Blog2 Post
bottom of page